lunes, 31 de agosto de 2015

ACCIDENTES SUFRIDOS EN: ESTABLECIMIENTOS PUBLICOS O CENTROS COMERCIALES

 


Si una persona o entidad, como consecuencia  de una acción u omisión en las que se diera culpa, negligencia o imprudencia grave, causase a otra daños en su persona o patrimonio, tendrá la obligación de reparar  los daños causados o compensar económicamente a aquella que los padeció según el principio de Responsabilidad Civil Extracontractual contemplado en nuestro Ordenamiento Jurídico.
Los accidentes sufridos en establecimientos abiertos al público o centros comerciales como consecuencia del mal estado de sus instalaciones, o por el insuficiente mantenimiento ( suelos en mal estado, encharcados o resbalosos ), suelen ser los mas frecuentes y, por tanto, los que producen mayor número de reclamaciones.
Los propietarios de este tipo de instalaciones comerciales tienen la obligación de mantener las mismas en perfecto estado de uso, al objeto de evitar que las personas que accedan a ellas puedan sufrir cualquier tipo de lesión  o perjuicio.
Para poder conseguir un buen fín a los intereses de los lesionados o perjudicados, deberá quedar debidamente probada la existencia de culpa o negligencia del propietario de las instalaciones.

¿ Como reclamar nuestros derechos en estos casos ?
Recomendamos iniciar reclamación por la vía amistosa y, si fuera necesario, se pasaría a iniciar reclamación por la vía judicial.
Como siempre, consideramos de gran importancia la mayor aportación posible de pruebas que nos permitan demostrar la peligrosidad de las condiciones en que se encontraba el lugar  donde ocurrió el accidente, resaltando cualquier elemento o circunstancia que ofreciera riesgo o peligro para el público .

Deberemos aportar:
Informes clínicos y periciales médicos de un especialista en valoración de daños corporales que indiquen el grado de incapacitación y las posibles secuelas e incapacidades que puedan resultar.
Informes periciales de técnicos especialistas que acrediten que las condiciones de los elementos mecánicos o de construcción no cumplían las normas de seguridad, o el mal estado de los elementos de que están compuestos.
Reportaje fotográfico del lugar en que se produjo el accidente y, si fuese posible, dejar constancia mediante acta notarial de las irregularidades existentes.
Testigos presenciales del accidente.
Por cuanto antecede y, como siempre, en caso de dudas, deberemos ponernos en manos de un especialista en reclamaciones por daños quien, debido a la complejidad que a veces tienen estos asuntos, nos aconsejaran sobre los pasos más convenientes a dar.






INDEMNIZACION CONSULTING S.L.
Departamento de Comunicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario