lunes, 28 de septiembre de 2015

LESIONES POR CAÍDAS EN VÍAS PÚBLICAS



   Debido a la situación económica por la que estamos atravesando en nuestro País, se vienen produciendo, con una frecuencia por nadie deseada, una cantidad de accidentes a consecuencia del mal estado en que se encuentran los acerados y las vías públicas de nuestras poblaciones.
     Los Organismos Oficiales de nuestra Administración, al tener que acudir a demasiadas obras de mejoras de sus servicios con unos recursos excesivamente limitados, a veces necesitan priorizar sus gastos y acuden en último lugar a la reparación del deterioro de estas vías con el consiguiente peligro para los viandantes.
   Si en alguna  ocasión sufriésemos algún tipo de accidente (caídas, resbalones, tropezones, etc. ) que nos produjese lesiones personales y daños y  perjuicios sobre nuestros bienes, y considerásemos que los mismos se han producido como consecuencia de la responsabilidad directa que nuestros Ayuntamientos u Organismos Autonómicos o Estatales deban asumir, estaremos en nuestro derecho de poder reclamar a dichos estamentos cuanto, a nuestro entender, deba sernos reparado.
(Indemnización por daños sufridos ).
   
Que hacer después de haber sufrido el accidente

   Dependiendo de la importancia que presenten las lesiones y daños sufridos, deberemos iniciar una serie de acciones con la prioridad que consideremos necesaria, encaminados a: recuperarnos de las lesiones corporales padecidas, y conseguir la máxima información posible sobre las circunstancias en que se produjo dicho accidente ( Atestados, informes, declaraciones de testigos, etc. etc. )

    Centro Médico de Urgencias: Deberemos ser atendidos y reconocidos en un centro médico de estas características, solicitando el correspondiente informe clínico donde queden reflejadas todas las lesiones sufridas y tratamientos necesarios para la recuperación de las mismas.
    Presencia policial : Solicitar la presencia de la Policía Local para que levante atestado del accidente sufrido, reportaje gráfico de los daños y de los elementos que ocasionaron el accidente.
    Testigos: Deberemos considerar de suma importancia la consecución de testigos presenciales del accidente. Su declaración, en caso de juicio, será vital para la defensa de nuestros intereses.
  Reclamación: Presentar instancia ante el Registro General del Ayuntamiento en cuyo término municipal haya tenido lugar el accidente. El Ayuntamiento tendrá como plazo 6 meses para dar contestación a la misma.
   En caso de ser desestimada, deberemos acudir a la via judicial para presentar recurso ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo.
  Por cuanto antecede, siempre recomendaremos, antes de iniciar cualquier tipo de reclamación o denuncia, recurrir al asesoramiento de profesionales especialistas en este tipo de reclamaciones por responsabilidad civil que sin duda velarán por nuestros intereses de la mejor de las maneras.

lunes, 14 de septiembre de 2015

¿ COMO DEBEREMOS CIRCULAR POR UNA ROTONDA ?


Las rotondas son vías muy peculiares y no todo el mundo sabe circular por ellas.

Al llegar a una rotonda lo esencial será tener presente que los vehículos que estén  circulando por ella  tienen preferencia, sea el vehículo que sea,  ( bicicletas, turismos, industriales, de tracción animal, etc. ) 

Por tal motivo, deberemos cederles el paso para poder incorporarnos en aquel carril que más nos convenga según la salida que vayamos tomar.

Rotonda interurbana: Circularemos por el carril de la derecha.

Rotonda dentro de una población con carriles delimitados: Podremos utilizar el carril que más nos interese de acuerdo con la salida que debamos tomar.

Si no tuviese los carriles bien delimitados deberemos circular lo mas a la derecha que nos sea posible.

Carriles interiores: Circularemos por ellos solo para adelantar a vehículos que estén marchando de forma lenta.

Deberemos evitar circular por dichos carriles interiores si no es absolutamente necesario. 

Siempre deberemos tener presente que, para evitar realizar una maniobra que pueda ser peligrosa para la correcta circulación, será preferible dar una vuelta más a la rotonda y efectuar la maniobra correctamente y sin peligro para nadie. 

Es sumamente peligroso que un vehículo cruce los carriles de una rotonda haciendo una maniobra en línea recta sobre ellos ya que, de esa forma, también se cruza en las trayectorias del  resto de los vehículos que en ese momento circulan por la misma.

Si circulamos por el interior de la rotonda, nunca deberemos cruzar varios carriles de forma inmediata, cambiaremos de carril sin brusquedades y siempre indicando debidamente la maniobra con las señales intermitentes de nuestro vehículo.

Salir de la Rotonda: Para salir de una rotonda siempre deberemos utilizar obligatoriamente el carril exterior.

Esta maniobra y todas cuantas efectuemos dentro de la rotonda deberán siempre señalizarse debidamente con los intermitentes de nuestro vehículo.

Los accidentes producidos durante la circulación por rotondas suelen presentar ciertas dificultades de interpretación.

Siempre aconsejaremos que se procuren la máxima información sobre el accidente ocurrido, aporten testigos y llamen a ser posible a la policía o guardia civil para que instruyan el correspondiente atestado.

Aunque los accidentes que se ocasionan en estas vías no suelen ser de gran importancia en cuanto a daños personales y materiales, si sufre algún tipo de lesión, acuda al primer centro médico que tenga a su alcance para que se haga una valoración de los daños sufridos y que le confeccionen un informe escrito sobre los mismos.

En caso de dudas, procúrese el asesoramiento de un experto en gestión y tramitación de indemnizaciones a causa de accidentes de tráfico.




INDEMNIZACION CONSULTING S.L.
Departamento de Comunicación.