lunes, 14 de septiembre de 2015

¿ COMO DEBEREMOS CIRCULAR POR UNA ROTONDA ?


Las rotondas son vías muy peculiares y no todo el mundo sabe circular por ellas.

Al llegar a una rotonda lo esencial será tener presente que los vehículos que estén  circulando por ella  tienen preferencia, sea el vehículo que sea,  ( bicicletas, turismos, industriales, de tracción animal, etc. ) 

Por tal motivo, deberemos cederles el paso para poder incorporarnos en aquel carril que más nos convenga según la salida que vayamos tomar.

Rotonda interurbana: Circularemos por el carril de la derecha.

Rotonda dentro de una población con carriles delimitados: Podremos utilizar el carril que más nos interese de acuerdo con la salida que debamos tomar.

Si no tuviese los carriles bien delimitados deberemos circular lo mas a la derecha que nos sea posible.

Carriles interiores: Circularemos por ellos solo para adelantar a vehículos que estén marchando de forma lenta.

Deberemos evitar circular por dichos carriles interiores si no es absolutamente necesario. 

Siempre deberemos tener presente que, para evitar realizar una maniobra que pueda ser peligrosa para la correcta circulación, será preferible dar una vuelta más a la rotonda y efectuar la maniobra correctamente y sin peligro para nadie. 

Es sumamente peligroso que un vehículo cruce los carriles de una rotonda haciendo una maniobra en línea recta sobre ellos ya que, de esa forma, también se cruza en las trayectorias del  resto de los vehículos que en ese momento circulan por la misma.

Si circulamos por el interior de la rotonda, nunca deberemos cruzar varios carriles de forma inmediata, cambiaremos de carril sin brusquedades y siempre indicando debidamente la maniobra con las señales intermitentes de nuestro vehículo.

Salir de la Rotonda: Para salir de una rotonda siempre deberemos utilizar obligatoriamente el carril exterior.

Esta maniobra y todas cuantas efectuemos dentro de la rotonda deberán siempre señalizarse debidamente con los intermitentes de nuestro vehículo.

Los accidentes producidos durante la circulación por rotondas suelen presentar ciertas dificultades de interpretación.

Siempre aconsejaremos que se procuren la máxima información sobre el accidente ocurrido, aporten testigos y llamen a ser posible a la policía o guardia civil para que instruyan el correspondiente atestado.

Aunque los accidentes que se ocasionan en estas vías no suelen ser de gran importancia en cuanto a daños personales y materiales, si sufre algún tipo de lesión, acuda al primer centro médico que tenga a su alcance para que se haga una valoración de los daños sufridos y que le confeccionen un informe escrito sobre los mismos.

En caso de dudas, procúrese el asesoramiento de un experto en gestión y tramitación de indemnizaciones a causa de accidentes de tráfico.




INDEMNIZACION CONSULTING S.L.
Departamento de Comunicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario